LLAMANOS 34 91 535 89 90

Vendimia temprana en Castilla La Mancha

Las primeras variedades se están recolectando con cerca de dos semanas de adelanto sobre un año normal, destacando la buena calidad del fruto y un leve descenso en la producción

Cultura del Vino | 2017-08-21 09:29:28


Los pronósticos de adelanto en la vendimia se cumplieron en el inicio de la vendimia en La Mancha, cuando, ya a primeros de agosto, algunas bodegas manchegas comenzaron a molturar las primeras variedades de uva, lo que prácticamente se ha convertido en una tónica habitual en el conjunto de la Denominación de Origen La Mancha, con un adelanto de hasta 20 días para algunas variedades.

Una aceleración en la maduración del fruto que ha motivado estampas poco habituales para el mes de agosto. No obstante, como confirman enólogos y diferentes técnicos de las propias bodegas, la calidad no se ha resentido, ya que las uvas han entrado muy sanas y, tanto la graduación como la acidez son adecuadas. Entre las principales causas del adelanto, destaca el incremento de temperaturas en la fase  final de la primavera y comienzos del estío, teniendo en cuenta también que éste ha sido un año de baja pluviometría.

Por ejemplo, el viticultor Felipe Cañadilla explica que “en Villarrubia de los Ojos, el secano de tinto se ha mantenido y ha aguantado bien, aunque se ha adelantado”.  “Llevamos apenas un par de días con el tempranillo de secano y, de momento, la calidad está siendo buena, con 13,5 grados Baumé de maduración”, ha matizado Juan Nieto, de Bodegas El Progreso.

Nuevamente, Ciudad Real ha sido la provincia que más temprano ha iniciado las tareas de recogida. Por ejemplo, en la Coop. Cristo de la Vega, en Socuéllamos,  o en Tomelloso, donde las máquinas de Vinícola de Tomelloso arrancaron el pasado 2 de agosto con la chardonnay. Su Director técnico, Javier Nieto, señala un adelanto considerable para la tempranillo, pero cree “que los vinos blancos tendrán muy buena respuesta en el tiempo, ya que el Ph en la uva está siendo más bajo que otros años”. La Bodega Almazara Virgen de las Viñas, también en Tomelloso, está inmersa en la recogida de chardonnay, sauvignon blanc y algo de merlot. La ausencia de enfermedades es palpable para una uva “que está entrando muy sana”. “Queremos garantizar sus aromas primarios en estas primeras variedades y también buscar un ahorro de coste energético en el control de la temperatura para la fermentación; por eso se recogen de noche”, apunta Ángel Álvarez.

Una concienciación por la calidad de uva que se ha convertido en una realidad patente en la totalidad de las bodegas manchegas inmersas ahora en la vendimia. Por ejemplo, en Bodegas Yuntero, de Manzanares. Sus descargaderos recogen la chardonnay y la moscatel, variedades muy aromáticas. Como señala su Director Técnico, Jorge Martínez, es muy importante su temperatura, por eso “imponemos unos horarios estrictos de entrada en bodega de 8 a 2 de la tarde. Si algún remolque llega fuera de hora, se descalifica su uva directamente”. También en Manzanares, en Vinícola de Castilla, como señala el técnico de campo, Roberto Laguna, se afanan en recoger la blanca moscatel con unos “parámetros muy buenos con 12,5 grados Baumé y 6 grados de acidez”.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...