LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Legalmente está prohibido el acceso de los perros a las bodegas?

A muchos winelovers les apena dejar en casa a su querida mascota cuando se van de enoturismo. En este post analizamos si la entrada o no de estas mascotas está prohibida, y las razones.

Legislación del Vino | 2019-01-24 17:15:45


Desde la Plataforma Catadelvino.com se ha realizado una encuesta a los gerentes de las bodegas. El 92 % considera que el acceso de los perros está prohibido por cuestiones sanitarias y alimentarias. El 6 % desconoce o no si pueden acudir las mascotas a su bodega, y solo el 4% de los encuestados ofrece otras opciones para que puedan acudir las mascotas. Entre estas opciones se encuentran habitaciones, y recintos vallados al aire libre dónde poder dejar a las mascotas, tras el acostumbrado paseo por el viñedo.
De las manifestaciones aducidas por el 92% de los encuestados se desprende que prefieren vetar la entrada de mascotas a sus Bodegas, para curarse en salud, y no ser denunciados por los enoturistas anti perros.
 
¿Pero la normativa sanitaria prohíbe el acceso de los perros a las bodegas?
 
Para poder ofrecer una respuesta a esta pregunta hemos de ver que dice la normativa europea, comunitaria, foral, e incluso local como por ejemplo las Ordenanzas municipales que regulan la tenencia de animales domésticos.
 
 Las citadas normativas señalan que queda prohibida la entrada y permanencia de animales en toda clase de locales destinados a la fabricación, venta, almacenamiento, transporte o manipulación de alimentos.
 
¿Se puede estropear o contaminar el vino por la presencia de los perros?
¿Pueden enfermar los enoturistas por compartir espacio y oxigeno con los perros?
¿La tanicidad del vino se verá perjudicada por la presencia de perros?
¿La presencia de perros rompe la estética de la bodega?
¿No es higiénica la presencia de perros en la bodega? 
¿Los perros guía si pueden acceder a las salas de elaboración por estar más limpitos?
 
Sin tener ni querer entrar en la discusión o el dilema de “si los perros son o no, un peligro para la sanidad alimentaria, que ha de existir en las bodegas”, hemos de decir lo siguiente en cuanto a lo que a las bodegas concierne: si la bodega lo permite, los enoturistas sí podrían llevar a sus perros a la visita al viñedo, y a la sala de cata, pero no así a la sala de elaboración / vinificación del vino, ni a la de embotellado, ni a la de crianza.
 
Por ello, hemos de llegar a la conclusión que de enoturismo sí se puede ir con perro... en los supuestos de que la bodega lo permita, y cuente con un recinto cerrado dónde poder dejarlo con agua fresca, mientras se desarrolla la cata, y la visita, en el interior de la Bodega.
 
En esta línea, las Bodegas que se consideren “friendly dogs” podrían preparar un recinto cerrado para los perros, respetando de esta forma la prohibición sanitaria que existe de que NO pueden entrar en las salas de elaboración.
 
Para poder cubrir el coste de la ejecución y obra de esa instalación, sería lógico que las bodegas perciban una retribución económica por el acceso y disfrute de estas instalaciones para perros.
  
Los que tenemos a un leal y fiel perro sabemos que el hecho de permitirle dar un paseo, le confiere a éste una mejor calidad de vida al formar parte del ocio cotidiano de sus dueños. 
 
Para los amantes de perros, la existencia de estos recintos cerrados, supone una buena imagen de marca para las bodegas que visitan.
 
Para que este tema deje de ser un tema más cultural que sanitario, hemos decidido que en el buscador de enoturismo de Catadelvino.com informemos respecto a qué bodegas permiten la entrada de perros en ciertas zonas de la bodega, cumpliendo de este modo la normativa sanitaria.
 
 Esperamos que este post, y la incorporación de un nuevo filtro a nuestro buscador de enoturismo, de si la bodega permite el acceso a perros, posibilite una mayor apertura en su aceptación.
 




    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...