LLAMANOS 34 91 535 89 90

Las bodegas europeas piden que el Brexit no frene los flujos comerciales.

Desde el CEEV, la FEV y el resto organizaciones se pide a las autoridades políticas que garanticen a las empresas tiempo para para adaptarse al BREXIT, además de un acuerdo integral aduanero que evite la imposición de aranceles donde actualmente no existen.

Cultura del Vino | 2017-10-30 09:25:44


Tras la última reunión del Consejo Europeo que tuvo lugar en Bruselas hace unos días, la Federación Española del Vino (FEV) quiere sumarse al llamamiento que tanto el Comité Europeo de Empresas del Vino (CEEV), al cual pertenece la FEV, como otras organizaciones del sector de bebidas alcohólicas de Reino Unido y la UE han hecho a los negociadores del Brexit para minimizar los posibles efectos negativos de este proceso sobre los flujos comerciales y llegar a un acuerdo sobre un periodo transitorio.

Estas entidades han hecho público recientemente un documento de posición en el que se detallan las áreas clave para el sector en las que los negociadores del Brexit deberían centrarse. Todas ellas consideran prioritario alcanzar lo antes posible un acuerdo sobre un periodo transitorio que garantice el mantenimiento de la normativa de la UE relacionada con el vino y las bebidas espirituosas y la continuación de los acuerdos de libre comercio vigentes

Hasta que se defina el acuerdo a largo plazo sobre la futura relación comercial entre la UE y el Reino Unido.

Desde el CEEV, la FEV y el resto organizaciones se pide a las autoridades políticas que garanticen a las empresas tiempo para adaptarse al BREXIT, además de un acuerdo integral aduanero que evite la imposición de aranceles donde actualmente no existen y que podrían poner en peligro los flujos comerciales que históricamente han existido entre el Reino Unido y los países de la UE-27.

Unas relaciones comerciales equilibradas y de largo recorrido que cada año suponen un intercambio cercano a los 2.300 millones de euros por lo que respecta al vino y bebidas espirituosas que se mueve del Reino Unido a los países de la UE-27 y de 2.900 millones de euros en sentido inverso. Además, Reino Unido es el segundo mayor mercado en valor para los vinos españoles, con una facturación en 2016 de 334,7 millones de euros y un volumen exportado de 191,9 milliones de litros, a un precio medio de 1,74 euros por litro.

Desde la FEV consideramos fundamental además asegurar la protección legal para los vinos europeos y esto debería pasar por el reconocimiento mutuo de las IGP y DOP relativas a los vinos cuanto antes.

Por último, nos sumamos a la solicitud de alcanzar rápidamente un acuerdo comercial amplio entre la UE y el Reino Unido, asegurando el comercio libre de aranceles, la competencia leal y que refuerce la confianza del consumidor en nuestros productos. La UE y el Reino Unido deben seguir cooperando estrechamente como hasta ahora para hacer frente a los obstáculos y barreras de acceso a mercados que surgen en terceros países, garantizando un marco regulatorio coherente en estos países.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...