LLAMANOS 34 91 535 89 90

La uva albarín, la joya escondida de la viticultura del noreste español.

Los blancos de albarín son patrimonio de la viticultura de Asturias y la tierra de León. Son florales, cítricos y muy frescos, con una mezcla de sabores poco habitual, más original que el verdejo

Cultura del Vino | 2017-09-12 11:05:02


La albarín muy escaso es una baza identitaria de los vinos Tierra de León, y prácticamente patrimonio exclusivo, pues apenas se cultiva en la región de Cangas de Narcea. En León los viticultores poseen plantaciones con más de 100 años y algunas bodegas se han volcado en recuperarlas.

Es una variedad de buena fertilidad, maduración temprana y está muy bien adaptada a la climatología de la región. Su temprana brotación la hace sensible a las heladas de primavera. También es sensible a los ácaros, al mildiú y a la botrytis. La cepa presenta un pámpano de porte semierguido. Los racimos son cortos y en forma piramidal, de tamaño pequeño y poco compactos.

Pero esta maduración temprana también es una garantía en este clima. Así tiene mucha acidez pero también alcanza buen grado alcohólico con facilidad. Pertenece al grupo de esas variedades que gracias a su adaptación, tienen un ciclo largo y una brotación temprana, consiguen madurar bien y lograr una acumulación de azúcares suficiente para dar el grado de alcohol esperado.

Se caracteriza por un sabor dulce y herbáceo. Alcanza fácilmente los 14 grados, conservando una fresca acidez con recuerdos de hierbas de tocador y frutos blancos.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...