LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Has probado los vinos de la D.O de Alella?

Casi toda la vinificación se realiza con las técnicas más modernas. La tecnología del acero inoxidable se encuentra muy enraizada en la zona y con ella se elaboran los deliciosos vinos blancos que tan conocidos son fuera de Alella.

Cultura del Vino | 2017-08-30 14:13:20


Los vinos blancos y florales de Alella y los tintos, menos conocidos, proceden de una antigua área de viñedos que ha disminuido progresivamente durante los últimos cuarenta años debido a la presión urbanística, hasta el extremo de convertirse en una de las comarcas vitivinícolas más pequeñas de la geografía española

Algunos productores también fermentan las uvas tintas en depósitos de madera para elaborar los vinos tintos y los conocidos como Garnacha rancios. Para hacer estos últimos, las uvas se fermentan completamente y después se trasladan al exterior para que reposen con la luz directa del sol, donde gradualmente se ennegrecen.

El Garnacha rancio es muy popular en la zona y posee un pequeño pero significativo mercado en el norte de Cataluña. Alella posee seis tipos de vinos. Los más importante son los blancos, de los que hay dos elaborados con variedades autóctonas: el tradicional, procedente al 100% de la uva Pansá Blanca y sometido a un envejecimiento de seis meses antes de ser embotellado, y el 100% Chardonnay que puede o no pasar por un envejecimiento en barrica de roble.

Asimismo, también se elabora un blanco producto de la mezcla de las uvas Pansá Blanca, Macabeo y Chenin Blanc. Los blancos Crianza deben pasar tres meses en barrica. También se elaboran en cantidades más pequeñas vinos tintos, rosados, de aguja, Cava y generosos. Los tintos también pueden ser Crianza, para lo que necesitan ser sometidos a un envejecimiento en barrica de seis meses.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...