LLAMANOS 34 91 535 89 90

El vino de la sierra del viento, Tramuntana.

La “Serra de Tramuntana” es la principal zona montañosa de las Islas Baleares, comprende el noroeste de Mallorca, de ahí su nombre, ya que tramuntana es el nombre con el que se denomina al viento que llega de dirección norte.

Cultura del Vino | 2017-05-30 11:12:22


Esta orografía se extiende a lo largo de 90 km de longitud, presenta una anchura aproximada de 15 km y una superficie en torno a los 1100 km. La historia vitivinícola de la zona ha dado pie a vinos de calidad

Las variedades de vid utilizadas para la elaboración del vino “Serra de Tramuntana-Costa Nord” proceden exclusivamente de las siguientes variedades de la especie Vitis vinífera:

 - Uva tinta: cabernet sauvignon, callet, manto negro, merlot, monastrell, syrah y tempranillo.

- Uva blanca: chardonnay, macabeo, malvasía, moscatel de alejandria, moscatel de grano menudo, parellada, prensal blanca y sauvignon blanc.

Las características organolépticas y químicas diferenciadas del vino Serra de Tramuntana-Costa Nord han permitido el reconocimiento de su calidad y por tanto, le han aportado la reputación de la que goza.

En la Serra de Tramuntana predominan escarpaduras casi impracticables sobre el mar y laderas más suaves por el sur. La orografía de la zona condiciona el cultivo del viñedo, siendo frecuentes las plantaciones en terrazas.

Los suelos destinados a la viticultura en la Serra de Tramuntana son fundamentalmente de origen calcáreo con niveles muy elevados de carbonatos (56,2% de media). Son suelos de textura franco-arcillo-limosa, con buena capacidad de retención de agua y sin problemas de drenaje. El pH es alcalino con valores que pueden llegar hasta 8,6 y el contenido medio en materia orgánica es del 1,6%.

La hidrología superficial del agua en la Sierra de Tramuntana está determinada por factores climáticos y geomorfológicos, además de factores humanos. El régimen de precipitaciones y la naturaleza de las rocas, en función de su permeabilidad, controlan 10 el régimen fluvial con una ausencia casi total de cursos permanentes. Algunos cursos tienen aportaciones anuales muy considerables y, puntualmente, sus caudales máximos pueden ser muy intensos. Algunas fuentes contribuyen a que en algunos tramos haya una circulación permanente, pero de muy poco recorrido debido a la gran capacidad de filtración del terreno.

La Serra de Tramuntana tiene un bioclima de tipo mesomediterráeo subhúmedo/húmedo, y supramediterráneo húmedo en algunos lugares. En cualquier caso, se trata de un clima mediterráneo en todos los sentidos, con unas temperaturas medias templadas y un régimen de precipitaciones estacional, coincidiendo la estación seca con la cálida en verano.

El manejo del viñedo viene condicionado por las características orográficas del terreno, para superar estas dificultades, gran parte de las viñas existentes se encuentran en terrazas (denominadas marjades), por lo que todas las tareas deben realizarse manualmente. La viticultura en estas condiciones obliga que tan solo sea viable si se obtiene un vino de calidad capaz de rentabilizar económicamente las explotaciones.

El cultivo de la vid y la elaboración de vino tienen una gran tradición en la Serra de Tramuntana-Costa Nord; la calidad del vino elaborado en esta zona de la isla de Mallorca ha sido reconocida y apreciada desde la implantación del cultivo de la vid en ella. La reputación de la indicación geográfica protegida Serra de Tramuntana-Costa Nord es el resultado de la importancia que ha tenido el vino en esta zona a lo largo de la historia.

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...