LLAMANOS 34 91 535 89 90

El terroir del vino de Betanzos.

El clima de la zona se caracteriza por ser mediterráneo marítimo con trazas de continental húmedo, con temperaturas medias anuales moderadas (próximas a 14 ºC) proporcionando un desarrollo vegetativo uniforme.

Denominaciones | 2017-07-27 16:10:56


La  influencia  atlántica  provoca  una  moderación  de  las  temperaturas especialmente significativa en los períodos de máxima vegetación de la vid. Así, el moderado valor de la temperatura  media  de  máximas  (por  debajo  de  25  ºC)  y  aún  de  las  máximas  absolutas durante el mes de agosto y principios de septiembre, período de maduración de  las  uvas, garantiza  combustiones  respiratorias  moderadas  en  los  racimos,  con  economía  en  el consumo  de  ácido  málico  y  el  consiguiente  mantenimiento  del  potencial  aromático.  Por otra  parte,  la  moderación  en  las  temperaturas  nocturnas,  originan  una  escasa combustión  por  respiración  nocturna,  lo  que  proporciona  una  buena  retención  de componentes  aromáticos  y  antociánicos  y  potencial  aromático  intenso.

El número de horas de luz es uno de los factores limitantes para el cultivo de la vid en esta  área  geográfica,  condicionando  de  esta  manera    las  graduaciones  alcohólicas  y  ocasionando valores altos de acidez.

El  sustrato  litológico  está  constituido  principalmente  por  rocas  esquistosas  de  la  denominada  Serie  de  Ordes;  en  los  valles  de  los  ríos  se  presentan  aluviones  y  coluviones.  Los  suelos  originados,  en  general,  son  suelos  profundos  de  texturas  francas a franco limosas, permeables y bien aireados. Estas características, unidas a la  excelente  capacidad  de  calentamiento  primaveral  y  a  la  buena  retención  del  calor,  son factores clave que propician  tempranas brotaciones primaverales que compensan en parte la brevedad del ciclo vegetativo.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...