LLAMANOS 34 91 535 89 90

El riesgo del cambio climático en la calidad de los vinos.

El clima ejerce, probablemente, el efecto más decisivo en la capacidad de una zona para producir uva y vino de calidad.

Cultura del Vino | 2017-12-20 10:49:24


La capacidad de adaptación de la vid a condiciones climatológicamente desfavorables es muy alta y la viña tiene hoy una amplia distribución mundial desde, zonas tropicales y subtropicales, pasando por zonas semidesérticas o en peligro de desertización, llegando a zonas muy frías.

Los límites razonables para el cultivo de la viña van desde el nivel del mar hasta unos 800 m de altitud, aunque en España, hay viñedos más altos llegando hasta los 1.300m. La vid es una planta que soporta muy bien la sequía, pero para cubrir sus necesidades básicas necesita entre 350 y 500 mm de agua al año. Las temperaturas deben de superar al menos los 18ºC a partir del enverado (cambio de color del racimo) para poder tener una adecuada maduración.

El efecto del aumento de la temperatura es palpable, y ha hecho que las vendimias, que se realizaban a finales de septiembre o comienzos de octubre, se estén efectuando en la actualidad con algunas semanas de antelación. Ya es un hecho que no nos sorprende. Para la cosecha del 2016, muchas de las regiones españolas adelantaron su vendimia.

Y si, el cambio climático afectará a la vid. Parece lejano el momento en que las actuales regiones vitivinícolas se vean amenazadas o dejen de serlo, pero no lo es. Y más cercano aún es que afacte el clima a la calidad de los vinos. el periodo de crecimiento de la vid será más corto; las uvas no podrán evolucionar de forma pareja, su pulpa alcanzará el punto óptimo antes que la piel y las semillas lleguen a la madurez completa, produciendo tintos más pesados. El cambio climático Para los blancos en cambio será difícil mantener su frescura actual. El calor y la luz del sol aumentarán el nivel de azúcar de las uvas, incrementando su contenido de alcohol.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...