LLAMANOS 34 91 535 89 90

El potencial de la uva autóctona Bobal a debate en el Foro Bobal DO Utiel-Requena.

El reconocido enólogo berciano Raúl Pérez, explicó durante el Foro Bobal DO Utiel-Requena que la Bobal de la comarca tiene proyección de futuro, pues ser desconocido por ahora es importante, tal y como él ha experimentado en su trayectoria profesional, por varias razones.

Cultura del Vino | 2017-11-16 17:07:10


La primera es que la cultura del vino ha cambiado en el mundo: hay un interés creciente por los cursos de formación, la gente quiere probar cosas nuevas”. De esta manera, “nos abrimos las puertas a un cliente que no tiene prejuicios”. La segunda razón es que “se han perdido los prejuicios de elaboración” y las tendencias de enología se rigen menos por lo que en la escuela eran los parámetros “correctos” y se trata cada variedad de un modo distinto y particular.

Pérez ha trabajado intensamente con variedades desconocidas durante dos décadas. En el caso de la Mencía, contó que aunque “no está claro su origen, la palabra autóctona nos dice que se ha asentado en una tierra”.

Relató que en los principios de la elaboración, entre las bodegas hay muchas diferencias, “pero todas tiene que trabajar para buscar en 10 0 15 años una misma expresión de la uva y la tierra propias”. Así, ve interesante la zonificación y que en Utiel-Requena “haya una tendencia clara de cómo debe expresarse la Bobal, cómo debe ser el nexo común, el concepto general de zona”. Esta es “una DO amplia y con muchas posibilidades”. Además, dijo que la Bobal “tiene ahora una gran potencia de fruta y sencillez a la hora de ser bebida”. Y esto debe ser visto como una “oportunidad de mercado”.

Al final de la mañana, ambos se unieron a una mesa redonda con enólogos y sumilleres que actualmente trabajan con la uva Bobal en la zona, como fueron Juan Piqueras (Bodegas Pigar), Antonio Fernández (Bodegas Covilor), Bruno Murciano (Caudete de las Fuentes) y Arnoldo Valsangiacomo (Bobal de San Juan). Algunas ideas importantes que se trataron fueron la necesidad de proteger las cepas viejas de Bobal como valor patrimonial, identificar las zonas históricas, seleccionar parcelas en vaso y elaborar grandes vinos que favorezcan al resto, promover un enoturismo de cercanía con el consumidor y profesionalizar la comercialización.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...