LLAMANOS 34 91 535 89 90

El mundo en una copa de vino

El vino no sólo es un alimento de nuestra gastronomía. Es enoturismo, cultura, pasión, arte... Y lo mejor es que está al alcance de todos.

Cultura del Vino | 2017-12-11 13:20:20


El vino, además de ser la única obra de arte que permite ser bebida, es “un vehículo” que te permite conocer:

- las Bodegas y viñedos de diferentes Países,

-  las varietales de cepas con las que se producen sus vinos,

- las maravillosas historias que encierran las botellas de vino,

- la cultura social y gastronómica del lugar,

- la tierra,

- sus paisajes,

- sus gentes, etc., etc.

En este sentido el vino no solo es gastronomía… es la mejor excusa para viajar. Es enoturismo.

En el mundo contamos con más de 10.000 variedades de uva. Es imposible o inviable poder llegar a catar vinos producidos con tantas uvas diferentes. Necesitaríamos vivir varias vidas…

Esta gran variedad de vinos te permite descubrir miles de aromas que te trasladarán a todos esos viñedos que has visitado, como os explicaré más adelante.

En cuanto al número de Bodegas que existen en el mundo hemos de decir no existe ningún registro y que al ser tantas se desconocen. En el caso de España, y por poneros un ejemplo… un maravilloso país que cuenta con 50 provincias y 17 comunidades autónomas,… se encuentran registradas 4138 bodegas que producen vinos dentro de las 131 Denominaciones de calidad diferenciada existentes hasta el momento, (concretamente 90 Denominaciones de Origen Protegidas y 41 Indicaciones Geográficas Protegidas de vinos).

Imaginaros la cantidad de vinos diferentes que se podrían catar en estas 4138 bodegas, la ingente cantidad de uvas que podemos llegar a conocer, y sus hermosos entornos socio culturales que las rodean.

Según el registro vitícola español, España cuenta con 325 variedades de uva distintas para vinificar. Imaginaros la cantidad de aromas que podemos llegar a disfrutar.

En relación al hecho de poder visitar estas bodegas, hemos de decir que en los últimos años se está apreciando una evolución de la demanda turística desde los tradicionales destinos de sol y playa hacia otros nuevos destinos. Asimismo, también se están creando, gracias a la cooperación entre las administraciones públicas y la iniciativa privada, nuevos productos turísticos que intentan dar respuesta a estas nuevas demandas de los viajeros, destacando, entre ellos los relacionados a las costumbres locales, su gastronomía y, por supuesto sus vinos.

Es importante que conozcáis que todas las botellas de vino encierran una bonita historia que va desde la cepa a la copa.

Decimos desde la cepa,… porque el viñedo también nos puede contar su propia historia. Muchas bodegas cuentan con vides centenarias que han pasado de padres a hijos, y de abuelos a nietos. De todas estas viñas y bodegas, nos pueden contar sus propietarios centenares de historias que como común denominador tienen todas ellas el trabajo, el esfuerzo, y la familia.

 Este mundo de esfuerzo, lucha, trabajo, y superación, es posible conocerlo en la copa de vino.

Sin duda alguna podemos afirmar que el clima, el suelo, los aromas que se respiran en el viñedo, las historias de la Bodega, influyen en el vino que vamos a catar.

No es lo mismo catar un vino que hemos comprado en un supermercado, y del que no conocemos nada más, a catar otro que sí nos vincula de forma muy estrecha y anímica por haber estado en su lugar de producción y crianza, y por haber disfrutado de la visita y la estancia.

Es un hecho claro y notorio que los amantes del vino creamos importantes lazos de unión con los vinos que hemos conocido en bodega. Difícilmente una estrategia de marketing puede lograr superar este nexo a través de diversas publicidades, folletos, o atractivas etiquetas.

No amigos,… el marketing no lo es todo.

Pasar el día en la Bodega con su enólogo, el bodeguero, y las personas que allí trabajan, disfrutando los tonos verdes, amarillos y rojizos del viñedo, conociendo dónde lo producen, y dónde lo crían, no tiene precio.

Lógicamente ese vino, ya forma parte de ti, te conmueve el alma, y lo seguirás consumiendo las veces que puedas, ya que su aroma te tele transportará a ese lugar, haciéndote recordar todo lo que allí viviste.

Viajar por el mundo, visitar sus viñedos,  bodegas, y degustando sus vinos es algo que siempre os voy a recomendar.  Tenemos preciosos viñedos en Suiza, Canadá, Italia, Francia, California, España, Portugal, Australia, Alemania, Eslovenia, Chile, Austria, Argentina, República Checa…

Los viñedos más bonitos del mundo se encuentran en estas zonas. Os los iré contando poco a poco para que disfrutéis todos ellos.

El mundo en la copa es el que tú eres capaz de analizar y sentir, al conocer el País, la zona, el viñedo, la bodega, sus gentes y sus vinos, gracias a tus sentidos de vista, olfato, gusto y oído.

¿Te animas a venir conmigo a conocer este bonito mundo del vino en tu copa?

¿Sí?

Gracias por acompañarme…

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...