LLAMANOS 34 91 535 89 90

El enoturismo en alza en Jumilla.

En Jumilla hablar de enoturismo es hablar de la Ruta del Vino. Disfruta de la larga historia vitivinícola de este territorio, no como espectador sino como protagonista.

Cultura del Vino | 2017-09-22 12:21:09


La principal variedad de la zona es la tinta Monastrell que constituye más del 80% del viñedo. Se trata de una variedad noble, austera, resistente y sufrida de pequeños racimos, con uvas, también pequeñas, de oscura coloración y gran riqueza en azúcares y en otros componentes nobles del extracto.

Se elaboran vinos tintos directos, jóvenes, en ocasiones de maceración carbónica y con moderadas crianzas, monovarietales de Monastrell o con participación de Cencibel o Cabernet Sauvignon; vinos muy bien consituidos, amplios, vivos, musculosos, de intensa y bella coloración, notable riqueza alcohólica, bien integrada en la gran dimensión del conjunto, aromas complejos de gran personalidad y noble tanicidad.

Necesitarás estar alerta y poner los cinco sentidos en juego para escuchar los sonidos de la naturaleza paseando por un viñedo, contemplar los secretos de la elaboración en una bodega, saborear sus exquisitos vinos, oler sus embriagadores aromas y tocar los antiguos útiles y las herramientas de la tradición vinícola. Además de ser famosa por sus vinos, Jumilla alberga otras muchas riquezas que merece la pena conocer.

La ciudad se ubica en una encrucijada de caminos y culturas que han dejado una rica herencia. Aquí puedes encontrar vestigios históricos y artísticos de todas las civilizaciones del Mediterráneo. No en vano, esta es una tierra próspera y llena de contrastes a la que los árabes llamaron “la Fuerza del Vino”. Por algo será.

Sus monumentos, museos y demás recursos turísticos y culturales hicieron a Jumilla merecedora de la declaración de Conjunto Histórico Artístico en 1981. Antes, en 1966, había conseguido su Denominación de Origen, una de las más antiguas de España, en la que actualmente están registradas más de 27.400 hectáreas de viñedo.

Los vinos que se elaboran son de una calidad exquisita gracias a la diversidad de tipos de uva que se encuentran en la zona, siendo la Monastrell la reina de todas. Hablamos de vinos suaves pero con gran cuerpo. Los llamados “semi crianza”, tan de moda, son vinos jóvenes con no más de seis meses en barrica. Los crianzas y reservas jumillanos están entre los mejores de España. Y los dulces, expresan toda la concentración de esta variedad de uva.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...