LLAMANOS 34 91 535 89 90

De enoturismo por la Ribera del Río Ulla.

El visitante encontrará un itinerario natural y paisajístico el que no faltan los alojamientos y bodegas donde degustar este vino, muy vinculado a la cultura de la zona y a las festividades.

Cultura del Vino | 2017-10-09 18:18:10


Tras la integración en Rías Baixas y la proliferación de los albariños hasta en el norte portugués, ahora la gran ambición de Ribeira da Ulla es convertirse en terruño vitivinícola (terroir, en francés), un concepto definido por la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV).

El Río Ulla es considerado como uno de los ríos más largos y caudalosos de Galicia, y se halla protegido en parte bajo la figura de Zona de Especial Protección de los Valores Naturales e incluida dentro de la Red Natura 2000.

La Ribera del Río Ulla es una pequeña zona vitivinícola que esconde algunos secretos, como es el vino de la uva Su presencia se registra tan sólo en la Ribera del Ulla y alguna pequeña zona más de Galicia, en proporciones escasas.

Cuando a finales del siglo XIX, la plaga de la filoxera se llevó por delante buena parte de las viñas autóctonas, en el Ulla se sustituyeron castas tradicionales, como el albariño, por las vides americanas, que eran resistentes a la plaga y que además ofrecían altas producciones.

Esa tendencia se invirtió en las últimas décadas del siglo XX, en busca de la calidad y de la recuperación de castas autóctonas.

En el valle hay unas condiciones peculiares con un suelo menos granítico que otras zonas, un contraste de temperaturas más alto entre el día y la noche y una mayor altitud, esto da lugar a vinos muy aromáticos y personales. Presenta notables diferencias con la Albariño, a pesar de la similitud de nombres.

Una de las visitas culturales en esta zona vitivinícola está por ejemplo en visitar el ayuntamiento de Vedra. Está situado al pie de tres importantes vías de comunicación: una vía militar romana procedente de Braga y con dirección a Lugo, el camino real hacia Ourense del que se conserva el puente de Busacos, y el camino de peregrinación que pasaba por Vilanova rodeando el Pico Sacro. Es de visita obligada el Coto de Ximonde, con un paisaje de viñedos y antiguas pesquerías a la ribera del río Ulla; y los pazos de Santa Cruz y Guimaráns.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...