LLAMANOS 34 91 535 89 90

Castilla y León refuerza al vino con la Plataforma de Competitividad Productiva Vitivinícola.

Plataforma que tiene como objetivos mejorar la competitividad del sector vitícola regional, revalorizar sus producciones, adaptar el proceso de elaboración de vino a la demanda de los consumidores y mercados.

Actualidad | 2017-10-04 13:38:51


También la Plataforma apoyará potenciar la comercialización nacional e internacional de los vinos de Castilla y León, entre otros, y desarrollar todas estas líneas manteniendo siempre un equilibrio entre los componentes de la cadena de valor.

La Plataforma de Competitividad Productiva del Sector Vitivinícola de Castilla y León va a contar con casi 86 millones de euros que permitirán la puesta en marcha de 28 medidas estructuradas en seis áreas de actuación. Las tres primeras destinadas a mejorar cada uno de los componentes de la cadena de valor –sector productor, transformador y distribuidor–, la cuarta orientada a proporcionar equilibrio y transparencia a todos los procesos, una quinta enfocada a apoyar actuaciones de investigación y la sexta tendrá como objetivo el seguimiento y control de la cadena de valor.

La Junta de Castilla y León pone en marcha la Plataforma de Competitividad Productiva del Sector Vitivinícola de Castilla y León como una herramienta de trabajo para todos los agentes del sector, con la intención de buscar un crecimiento equilibrado que permita que cada eslabón obtenga beneficios.

El sector vitivinícola es uno de los más pujantes y dinámicos de Castilla y León, un puntal básico en la economía de la Comunidad que se ha convertido en una de las claves de la industria agroalimentaria y un factor estratégico para el desarrollo territorial y económico. El sector genera 850 millones de euros y da empleo a casi 19.000 trabajadores, la mayor parte de ellos en el medio rural.

En Castilla y León, hay 75.000 hectáreas de viñedo y el 86 % de la producción de uva se destina a bodegas inscritas en figuras de calidad. En la Comunidad, existen 650 bodegas, de las que el 95 % elaboran vino con denominación de origen. La producción vitivinícola anual es de 2.100.000 hectolitros y los vinos de Castilla y León son los únicos que desde 1995 van ganando cuota de mercado llegando al 24,3 % en 2016.

En la Comunidad, están reconocidas actualmente 13 denominaciones de origen protegidas: Arlanza, Arribes, Bierzo, Cigales, Ribera del Duero, Rueda, Tierra de León, Tierra del Vino de Zamora, Toro, Vino de Calidad Valtiendas, Vino de Calidad Valles de Benavente, Vino de Calidad Sierra de Salamanca y Vino de Calidad de Cebreros. Además, hay una Indicación Geográfica Protegida que es Vino de la Tierra de Castilla y León.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...