LLAMANOS 34 91 535 89 90

Bodega Tinto Pesquera

Tinto Pesquera, una bodega emblemática en Ribera del Duero y conocida mundialmente. Con su creador Alejandro Fernández, un revolucionario y adelantado a su tiempo, recorrí todos los rincones de su bodega y me descubrió sus nuevos proyectos enfocados a mostrarnos un pedacito de su historia a través de sus vinos.

De bodegas con la bruja Viri | 2018-01-22 00:00:00


 

 

TINTO PESQUERA

PESQUERA DE DUERO (VALLADOLID)

 

Tinto Pesquera, una de las bodegas más emblemáticas de Ribera del Duero se encuentra situada en el pueblo de Pesquera de Duero en Valladolid. Alejandro Fernández, fundado y alma de esta bodega, se encargó de transformar lo que empezó siendo un pequeño lagar de piedra del siglo XVI en lo que representa hoy día: Una de las mejores bodegas españolas y una de las más reconocidas mundialmente.

 

 

Con Alejandro Fernández he quedado para recorrer parte de sus más de 200 hectáreas de viñedos y todos los rincones de su bodega.

Alejandro es un triunfador, una persona humilde, hecha a si misma y sobre todo entrañable y cercano. Me cuenta sus comienzos cuando dejó el colegio a los 14 años y se puso a trabajar en el campo ganando el primer premio de Arado, fue el que araba con las mulas más derecho... ya destacaba en sus propósitos !!!

 

 

El Arado no era lo que le entusiasmaba y se hizo carpintero hasta que se marchó al servicio militar y cuando volvió emprendió nuevos retos dedicándose a la maquinaria agrícola. Patentó una máquina para la recolección de remolacha que le produjo unos beneficios que invirtió en lo que era su auténtica pasión: La elaboración de grandes vinos.

 

 

En el año 1972 emprendió su proyecto cargado de ilusión comenzando a comprar tierras en los alrededores de su pueblo Pesquera de Duero para plantar viñedo. Alejandro me lleva orgulloso a Viña Alta, el primer viñedo que plantó en sus comienzos. Son 85 hectáreas de Tempranillo en espaldera y el grosor de la cepa ya nos muestra la edad de la planta.

 

 

Seguimos recorriendo viñedos donde el terreno es muy arcilloso y pedregoso para aportar mineralidad y humedad a las cepas. Todos sus viñedos se plantaron en espaldera desde sus inicios hace más de 42 años. Alejandro fue un innovador y revolucionario en la zona plantando viñas en una ladera del monte con una gran altitud. En su momento fue criticado por ello y sin embargo actualmente es una de las zonas de viñedo más cotizadas.

Nos trasladamos a recorrer este viñedo rodeado de encinas y chaparros. La guinda de todo este paraje es el estupendo merendero que ha creado para su familia y en especial para sus nietos con unas vistas espectaculares al lugar y sus viñas.

 

 

Todos sus viñedos tienen riego por goteo. Fue uno de los precursores de este tipo de riego en España. Ha creado un pozo de 480 metros para regar las plantas.

Regresamos a la bodega donde quiere mostrarme primeramente como fueron sus inicios y como ha trabajado duramente para conseguir lo que hoy representa Tinto Pesquera.

Visitamos el lagar del siglo XVI con el que el pueblo elaboraba su vino y que compró en sus comienzos para empezar su andadura. Hoy representa el pequeño museo de la bodega y me explica su funcionamiento y lo laborioso que resultaba su labor.

 

 

En nuestro recorrido por la antigua bodega llegamos a la zona donde se encuentran los depósitos de acero y distintos utensilios de sus inicios y que representan una oda a la tradición y las raíces de Alejandro. Orgulloso de su pueblo y enraizado en Pesquera nunca ha querido vivir en otro lugar y ha sido un gran defensor del terruño donde ha nacido y vivido.

 

 

Recorriendo este reducto de historia llegamos  a la moderna bodega que han construido hace aproximadamente catorce años. Grandes depósitos de acero inoxidable flanquean la sala donde fermentan sus vinos. 

Nos trasladamos a la zona de envejecimiento donde descansan más de 4.000 barricas, la mayoría de roble americano. Sus vinos envejecen en madera como mínimo dos años por lo que necesita tener un gran espacio para almacenar las barricas.

 

 

Llegamos para finalizar al lugar donde descansan sus vinos en botella. Un botellero enorme donde se encuentra también la joya de la corona: Sus vinos viejos. Aquí atesara los vinos desde sus comienzos en la bodega hace más de 40 años. Un tesoro del que se siente muy orgulloso y que me muestra con gran satisfacción el brillo que siguen manteniendo sus vinos a pesar de los años y que no han perdido un ápice de color.

 

 

Una vez recorridos todos los rincones de la bodega, nos trasladamos a la sala de catas donde vamos a catar junto con Eva Fernández, enóloga de la bodega e hija de Alejandro, el vino blanco Alejairén de uva Airén con dos años de barrica y un año en botella elaborado en su bodega El Vínculo en La Mancha.

Un vino blanco diferente, muy aromático y con una complejidad espectacular.

 

 

Por último, Alejandro me quiere mostrar una primicia que representa su nuevo proyecto que pondrá en marcha en breve tiempo. Un edificio con una decoración vanguardista donde todo está pensado para disfrutar del vino. Este lugar que se encuentra en fase de obras casi terminadas, a la espera de los últimos retoques. Aquí será donde realicen lo que Alejandro llama "catas de vinos viejos".

Estas catas se realizarán con los vinos guardados y atesorados desde sus inicios hace más de 40 años. Catas que representarán un pedacito de su historia a través de sus vinos. Es algo que no me quiero perder !!!!

 

 

Terminada la visita nos trasladamos al hotel AF Pesquera que se encuentra en Peñafiel. Un hotel "boutique" con una arquitectura de vanguardia y donde se disfruta de la estupenda cocina de la zona con un enfoque actual e innovador.

Como colofón de este gran día y tras disfrutar de su vino emblemático Tinto Pesquera, Alejandro me sorprendió con una botella de su vino Dehesa La Granja, Dehesa 14. Un vino envejecido durante más de 14 años en las bodegas subterráneas y elaborado con las mejores uvas de su finca ... me dejó sin palabras !!!!

 

 

Agracecer a Lisanne van Duijn, responsable de enoturismo, su tiempo, dedicación y simpatía en nuestro recorrido.

 

 

Y para Alejandro, solo tengo palabras de agradecimiento por el gran día que me ha brindado. Un icono en el mundo del vino y revolucionario en Ribera del Duero a la vez que entrañable, sencillo y cercano. Un triunfador hecho a sí mismo, orgulloso de sus raíces y con una gran pasión: Elaborar vinos de calidad.

Enhorabuena por tu trayectoria y tus bodegas. Deseando volver por allí y seguir aprendiendo de los grandes !!!

 

 

 

 

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...