LLAMANOS 34 91 535 89 90

Bodega Pagos de Valcerracín.

BODEGA PAGOS DE VALCERRACÍN. Situada a las faldas del magnífico Castillo de Peñafiel. Una larga tradición vinícola avalan su nuevo proyecto, elaborando unos vinos representativos de su zona ... Ribera del Duero.

De bodegas con la bruja Viri | 2017-10-30 09:41:03


 

 



BODEGA PAGOS DE VALCERRACÍN.

PEÑAFIEL (VALLADOLID)

 

 

Pagos de Valcerracín, situada a las faldas del emblemático Castillo de Peñafiel en pleno corazón de la Ribera del Duero.

Una bodega familiar donde Ricardo Fernández-Nuñez, un apasionado del vino, ha conseguido reencontrar sus orígentes. Ricardo, argentino y nieto de emigrantes españoles que cruzaron el charco para buscar fortuna, ha querido volver a sus raíces y crear una bodega que elabore vinos que representen la esencia de la zona .. Ribera del Duero.

 

 

 

Esta bodega, fundada hace casi treinta años se ha embarcado actualmente en un nuevo proyecto llamado "Pagos de la Luz".

"Pagos de la Luz" nace en el año 2015 de la ilusión de elaborar vinos que representen la autenticidad y la esencia de los tres países donde se van a elaborar: España, Italia y Argentina.

En cada país se elabora con las uvas autóctonas más representativas del terruño donde se han creado. En España con la uva Tempranillo, en Italia con la uva Sangiovese y en Argentina con la representativa uva Malbec.

 

 

 

 

Con su director comercial Ricard Corres y Marta Manzano, mano derecha del enólogo de la bodega (Roberto Cipresso), recorremos parte de las 40 hectáreas de viñedo propio que posee la bodega.

La época no puede ser mejor para recorrer estos magníficos viñedos.

El otoño viste a las viñas de una amplia gama de tostados, ocres, rojos .... una paleta cromática que ensalza todavía más la zona donde nos encontramos.

 

 

 

 

 

Recorremos distintos viñedos de la bodega y nos encontramos esta magnífica viña de unos 20 años de antiguedad de uva Tempranillo que rodea a la bodega. Además de las 40 hectáreas propias supervisan y controlan viñedos de otros viticultores que utilizan para su elaboración. A pocos metros de distancia se encuentra el castillo más emblemático de Ribera del Duero ... El Castillo de Peñafiel.

 

 

 

 

Después de este paseo entre viñedos otoñales regresamos a la bodega para observar la elaboración de sus vinos.

La vendimia se realiza manualmente y todas las parcelas se vinifican por separado. Tras un exhaustivo estudio, si la añada lo requiere, se realizan procesos de frío con nieve carbónica para aportar concentración de aromas.

En el momento que llegamos a la bodega están descubando uno de los depósitos, es decir, separando el hollejo del mosto ya fermentado.

 

 

 

 

Nos encontramos depósitos de acero inoxidable de diferentes tamaños. Dependiendo del vino a elaborar y la parcela donde se han vendimiado requiere un tamaño de depósito distinto para fermentar.

En los pequeños depósitos de acero es donde se elaboran los vinos de su nuevo proyecto "Vinos de la Luz". Vinos de alta gama que saldrán en breve al mercado y que actualmente se encuentran envejeciendo en botella. Son vinos con una producción muy pequeña, unas 3000 botellas y son representativos de cada uno de los tres países que se encuentran en el proyecto, España, Italia y Argentina.

 

 

 

 

Bajamos a la zona de barricas y observamos que la decoración cambia de forma radical. El estilo rústico se apodera del entorno. En la escalera de acceso nos encontramos trillos en las paredes y la madera domina la decoración.

Aquí se encuentran una gran cantidad de barricas nuevas, ya que el proyecto ha comenzado en el 2015, todas de roble francés de diferentes tamaños. Encontramos barricas de 500 litros, de 250 y hasta de 160 para sus vinos de alta gama Vinos de la Luz.

 

 

 

 

Una vez recorrido este mar de barricas, nos encaminamos a realizar la cata en lo que llaman La Sacristía. Un lugar enrejado rodeado de barricas que simula a una sacristía y que se convertirá con el tiempo en su museo de botellas.

 

 

 

 

Allí vamos a catar los vinos Pagos de Valcerracín ya que como he dicho antes, los Vinos de la Luz todavía tienen que envejecer en botella.

Los vinos Pagos de Valcerracín destacan por su calidad aromática, unos vinos frescos pero a la vez untuosos donde la madera está muy ensamblada con la fruta.

Pago de Valcerracín Tempranillo 2016. Un vino joven con aromas a fruta roja muy fresco y aromático.

Pago de Valcerracín roble. Un vino ganador del Bacus de Oro. Con seis meses en barrica presenta aromas a fruta negra y frutas del bosque con un final de regaliz.

Pago de Valcerracín crianza Vendimia Seleccionada 2014. Sus 16 meses en barrica y 12 en botella aporta aromas a fruta madura con toques a vainilla muy elegantes.

 

 

 

 

Me llama la atención el corcho de las botellas. En él está inscrita parte de la historia de Serafín, el abuelo del propietario de la bodega, que emigró a Argentina y siempre quiso retornar a su país ... una oda a las raíces y a su historia ... sentimiento y pasión por un proyecto.

 

 

 

 

Muchas gracias a Ricard y Marta por la divertida visita que me han ofrecido. Me ha encantado recorrer esos viñedos otoñales, disfrutar de sus vinos y conocer la bodega.

Una bodega en constante innovación, con una gran pasión e ilusión en sus nuevos proyectos que apuestan por la autenticidad y la esencia del terreno donde nacen.

Tengo que volver a catar vuestros Vinos de la Luz en cuanto estén listos !!!!

 

 

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...